Fotografías de Manuel Saura

Según Roland Barthes, ninguna fotografía es un recuerdo, todas son un contrarrecuerdo. La imagen no ilustra la memoria, sino que la bloquea y la suplanta. Nos coloca ante una realidad nueva, es una contramemoria.

Cuando veo mis fotografías, pienso en las circunstancias en que fueron hechas, en los detalles técnicos; pero las miro y lo que encuentro no forma parte de mis recuerdos. Además, los recuerdos están llenos de emoción y estas fotografías están llenas de literalidad. Las cosas son lo que parecen. Las luces, las sombras y los colores están ya hechos.

Muchas de ellas son trozos de algo; no son un detalle, son pedazos del todo que hay que considerar por separado. El Diccionario de la lengua española nos aclara estos términos. Detalle o trozo es cuestión de independencia, de autonomía respecto al objeto. El trozo es ahora todo y, como algo diferente, requiere nuestra atención.

Las obras que ahora vemos pertenecen a dos series: Mirando al techo vi el cielo (como la cantata de John Adams) y Escaleras. En ellas, el encuadre es esencial y, con las tecnologías actuales, es prácticamente la única decisión que le queda por tomar al fotógrafo. La última cámara que compré hace mejores fotografías que yo…, pero es mentira, la mirada sigue siendo mía.

Como señala Susan Sontag “las fotografías, que en sí mismas no explican nada, son inagotables”. Decir nada es el ideal.
Manuel Saura.

Inauguración: lunes 3 de Abril de 2017 a las 20 h
Horario de visita: mañanas de 10 a 13 y tardes de 17 a 20 horas
Sala de exposición: Centro Cultural de Santo Ángel