El comienzo de nuestra historia

Santo Ángel, octubre 2020 | Ángel Matas Zapata.

El Santuario Ibérico de La Luz es sin duda unos de los yacimientos íberos más emblemáticos de la Región de Murcia. Si nos situamos en la Cresta del Gallo, la Fuensanta o en cualquiera de los magníficos miradores que tenemos en el monte, y con un poco de imaginación empezaremos a entender los orígenes de nuestra Historia.

El grandioso valle que vemos, cada vez más ocupado por la ampliación de la ciudad de Murcia a costa de la Huerta, se ha ido rellenando con los aluviones procedentes de los continuos desbordamientos del Segura y del Reguerón, hasta el extremo que se calcula que hay una capa de mas de 30 metros de espesor con respecto a lo que era el primitivo valle.

Hasta que los árabes construyeron la red de acequias que se mantiene hasta hoy, la vega era una zona pantanosa e inhabitable, aprovechable únicamente como territorio de caza por la cantidad de animales salvajes que había en ella.

Placa El Santuario Ibérico de la luz

En la fotografía: 1) Centro de Visitantes La Luz, 2) Odeón, 3) Camino – Dromos, 4) Terraza, 5) Templo, 6) Bañera, 7) Penetral Cavum, 8) Mirador

Es lógico que los habitantes antiguos construyeran sus poblados en las zonas elevadas, de fácil defensa y a salvo de las continuas inundaciones, y para ello eligieron Monteagudo y la zona de Verdolay. En nuestro caso, las zonas de cultivo estaban situadas en lo que hoy ocupa La Alberca y Santo Angel, muy especialmente en los terrenos de la Estación Sericícola, (me gusta mas el nombre antiguo que el actual IMIDA), y los poblados un poco más arriba, concretamente en las proximidades de Santa Catalina, donde se han encontrado pruebas de la existencia de población desde hace 5000 años.

Los pobladores se dedicaban a la agricultura y la ganadería

Se trataba de pobladores del periodo Neolítico, que se dedicaban a la agricultura y la ganadería. Posteriormente se han efectuado hallazgos correspondientes al periodo argárico con una antigüedad de 4000 años, hasta llegar al periodo mas importante como es el de los iberos, que habito estos lugares durante 500 años, el periodo comprendido desde hace 2700 años hasta hace 2200 años.

 

Maqueta templo Santuario Ibérico de la luz

Fotografía de la maqueta del templo del Santuario Ibérico de la luz en el centro de visitantes

En esta época, el poblado de Verdolay llego a ser muy importante, y se extendía desde los pies del montículo donde muy posteriormente se construiría el “Castillo de los Moros, hasta los alrededores del Convento de Santa Catalina y la parte alta del Monte Liso. Por desgracia, poco más se conoce sobre este poblado ya que sus restos están bajo los chalets de casi todo el Verdolay.

Sí se sabe que contaba con dos cementerios; uno de ellos situado donde actualmente se encuentra el Museo de la Seda, en la Estación Sericícola, y el otro en el Cabecico del Tesoro en las cercanías de San Antonio el Pobre.

Camino - Dromos - Santuario Ibérico de la luz

(3) Camino – Dromos. El recorrido sigue, en la mejor manera posible el trazado del camino que en la antigüedad servía para acceder al santuario

Desde hace muchos años se tenia la certeza de la existencia de un Santuario en las proximidades del actual Eremitorio de la Luz. El mismo Hermano Matias de la Santísima Trinidad, que durante tantos años fue Hermano Mayor , y muy querido en nuestro pueblo, estaba convencido de la existencia de este santuario, ya que durante los trabajos agrícolas realizados por los frailes, aparecieron abundantes figurillas de bronce, que fueron adquiridos por museos de Barcelona en los años veinte.

El descubrimiento del santuario

La historia del descubrimiento del santuario se inicia en 1794, con las. Noticias  que el canónigo Juan Lozano aporta en su Historia del Reino de Murcia. Decía que “ en toda la zona comprendida entre El Palmar, Santa Catalina del Monte, San Antonio el Pobre, Eremitorio de La Luz, Fuensanta y Algezares, se aprecian en abundancia la existencia de restos arqueológicos, entre ellos, monedas, ídolos, urnas, sepulcros y obras en ruinas”.

Terraza Santuario Ibérico de la luz

(4) Tras la Segunda Guerra Púnica el santuario vive una profunda reforma donde destaca la creación de una gran terraza

Terraza Santuario Ibérico de la luz

 

Lozano, sin lugar a dudas, se estaba refiriendo al conjunto formado por el poblado y la necrópolis del Cabecico del Tesoro y por el Santuario de La Luz. Mas adelante dice que “parte de estos mismos ídolos se hallaron en las zanjas de la Ermita de San Antonio el Pobre y en los alrededores del Eremitorio de la Luz”.

En 1924 se iniciaron las primeras excavaciones arqueológicas dirigidas por el profesor Eduardo Mergelina, que además fue el primer permiso gubernativo concedido por Madrid a una excavación arqueológica en la Región de Murcia.

Santuario Ibérico de la luz

(5) El templo fue construido sobre lo más alto de la colina

En esta excavación se encontraron un grupo de restos de edificaciones rectangulares y 16 estatuillas o exvotos que se encuentran en el Museo Arqueológico de Barcelona.

En los años siguientes la búsqueda del Santuario se paraliza hasta que en 1966, con motivo de las obras de construcción de lo que sería el Albergue de Educación y Descanso Enrique Aleman Laborda, situado donde en la actualidad se encuentra el Centro de Visitantes, aparecen nuevos restos que despiertan el interés por este lugar.

D. Pedro Lillo Carpio

Es apasionante la cantidad y calidad del trabajo sobre este tema desarrollado por el Catedrático e Historia de la Universidad de Murcia, D. Pedro Lillo Carpio, (tristemente fallecido en 2005) , y base de este pequeño trabajo de recopilación de datos.

Bañera Santuario La Luz

(6) El agua de la bañera se repartían por el recorrido durante las ceremonias de purificación

En su obra Notas sobre el templo del Santuario de La Luz dice que “la presencia del santuario y en especial del templo en lo alto de la cima, con sus terrazas escalonadas, debieron despertar la curiosidad y la codicia de los conocedores del lugar y de los viajeros a lo largo de los 22 siglos que nos separan de la fecha en que dejó de tener actividad. Las excavaciones recientes han permitido apreciar la presencia arqueológica de los buscadores de tesoros”.

En el año 2015, la profesora Alba Comino Comino publicó su tesis doctoral titulada “El santuario ibérico de La Luz (Santo Ángel, Murcia), como elemento de identidad territorial (s. IV/III a. C. – I d. C.)”, que mereció ser calificada con un sobresaliente “cum laude” por la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia.

Uno de los espacios de culto más importantes del sureste

En dicha tesis dice que”el Santuario de La Luz es uno de los espacios de culto más importantes del sureste, por su ubicación territorial y porque forma parte del complejo arqueológico integrado por el hábitat de Santa Catalina del Monte y la necrópolis del Cabecico del Tesoro. Era visible desde todo el valle del Segura y se encontraba en un lugar de comunicación como era la Cañada Real de Torreagüera que pasaba por ese lugar”.

Penetral Cavum

(7) Penetral Cavum y al fondo (8) el Mirador. En esta zona se encontraron haces de huesos largos de rituales de sacrificios vinculado al culto de Deméter-Coré

Se cree que con anterioridad a su construcción existía una cueva, derrumbada hace muchos años, y de la que todavía se puede ver una grieta junto al templo, en la que se celebraban sacrificios, ya que se han encontrado restos de animales ofrendados a los dioses. Fue esta cueva la que dio origen al Santuario.

Tuvo gran importancia el hallazgo de la cabeza de la diosa Demeter, diosa madre de la agricultura y la fertilidad, que se encuentra actualmente en el Museo Arqueológico de Murcia, y que fue encontrada a escasos metros de las ruinas del templo. Se cree que era la diosa principal del santuario y, por tanto, esta imagen era la más importante, la de mayor devoción para los iberos ya que Deméter es la diosa que dirige el ciclo de la vida y de las estaciones, diosa de la fertilidad, cuestión de suma importancia para una sociedad donde la prosperidad y la subsistencia dependían de buenas cosechas y abundante ganad.

La fecundidad, la fertilidad y el mundo subterráneo

En los altares de la diosa se celebraban rituales con sacrificios de animales y entrega de exvotos. Estos rituales eran de gran importancia en las sociedades antiguas que tenían muy presente a la divinidad como determinante en los sucesos de la vida.

Eremitorio Nuestra Señora de la Luz

Desde el (8) mirador se puede apreciar el Eremitorio Nuestra Señora de la Luz

 

La descripción del lugar seria la siguiente: Al espacio en forma de terraza se le llamaba Odeón. Era donde empezaban las las procesiones y donde se celebraban representaciones teatrales en honor a la divinidad. En la roca se tallaron bancos escalonados. Los que se conservan tienen capacidad para unas 20 personas.

El camino que iba desde el Odeón hasta el Templo, era conocido como Dromos. Se ha reconstruido el recorrido por el que se procesionaba en la antigüedad. Este camino tenía mucha importancia litúrgica, relacionado con orígenes griegos y romanos.

Bajada del Templo

(3) La bajada del templo por el dromo

Tras la II Guerra Púnica, la región fue escenario de importantes acontecimientos bélicos. El Santuario vive una profunda reforma donde destaca la creación de una gran terraza en el frente meridional de la colina. Cuenta con 3 grandes torres, que tienen mas una función escenográfica que defensiva, y que confiere al conjunto una gran monumentalidad siguiendo modelos itálicos.

Junto al camino, y muy cerca del templo, hay una gran bañera excavada en la roca. Este depósito de agua debía tener una función ritual relacionada con ceremonias de purificación de los fieles, así como de los animales que iban a ser sacrificados. También es probable la utilización del agua contenida en la cisterna como agua bendecida para los fieles y peregrinos que se acercaban al santuario. También había en las proximidades un taller de fundición donde se elaboraban los exvotos que adquirían los peregrinos como ofrenda.

El pueblo de Santo Ángel

Vista al pueblo de Santo Ángel desde Santuario Ibérico de la luz

Ruiz Bremón defiende la existencia de una fuente, que hasta hace pocos años manaba a pocos metros del eremitorio de La Luz y que posteriormente fue canalizada al interior del convento, que habría sido utilizada en el recinto de l templo.

Los restos del santuario encontrados durante las excavaciones nos permiten imaginar la imagen que tendría el yacimiento en época ibérica, considerado hoy día como el mas importante que existía en la Región.

Finalmente, en el siglo I a.C., se produce la destrucción del edificio que fue arrasado hasta sus cimientos. No se conoce quien lo hizo ni el motivo de tanta furia, pero el edificio y todo el contorno fue fue literalmente arrojado monte abajo.

Centro Interpretación La Luz

Centro de interpretación “la Luz”, ubicado en pleno Paque Regional de el Valle y Carrascoy

Es posible que si en un futuro se retoman las excavaciones nos sorprenda la aparición de nuevos restos de edificios, que aumenten, si cabe, la belleza de este lugar.

Imaginar este lugar hace más de 2.300 años

Hoy podemos recorrer las ruinas de este santuario y el centro de visitantes, al tiempo que disfrutamos de las panorámicas que se tienen desde el mismo, y podemos imaginar el lugar hace más de 2.300 años, cuando el santuario era punto de atracción para los antiguos pobladores de estas tierras.

Castillo de la Luz

El Castillo de la Luz desde el centro de visitantes

Y es que estos montes tienen algo especial, ya que dos mil años después sigue siendo lugar de devoción y atracción de peregrinos, como en su día la fue el Santuario ibérico de la Luz. Quizás este santuario explica porqué desde antiguo esta zona se ha relacionado con las inquietudes espirituales, con ermitaños que poblaron desde siempre las cuevas del monte y que posteriormente se reunieron en el Convento de Santa Catalina del Monte y el Eremitorio de La Luz. Además, no podemos olvidar que cerca del Santuario ibero de la Luz está el Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, patrona de todos los murcianos y lugar de peregrinación.

Bibliografía:

Notas sobre el templo del Santuario de La Luz, D. Pedro Lillo Carpio
Anales de Prehistoria y Arqueología, D. Pedro Lillo Carpio
– Los orígenes de La Alberca desde la prehistoria hasta la Edad Media, D. Pedro Jimenez Castillo.
Exvotos Ibéricos de bronce
El Santuario Ibero de La Luz en el Valle
El Santuario Ibérico de la Luz (Santo Ángel, Murcia), Dª. Alba Comino Comino

Fotografías:

Jerome van Passel

Información relacionado:

Centro de Visitantes de La Luz
Museo Arqueológico de Murcia MAM
– Centro de Visitantes la Luz
Una tesis identifica los rituales del Santuario de la Luz (Diario la Opinion de Murcia)

Este articulo forma parte del Taller “recopilación de la historia y la memoria de Santo Ángel” 2019/2020.