Desinsectación y control de plagas

El Ayuntamiento de Murcia lleva a cabo diversas actuaciones encaminadas a controlar las poblaciones de insectos y mamiformes como ratas y ratones que pueden afectar a la salud o al bienestar de los vecinos.

Campaña de control de cucarachas

En Murcia tenemos un clima templado, la cucaracha americana (Periplaneta americana) ha desplazado a la cucaracha autóctona, instalándose en el alcantarillado, donde encuentra las condiciones idóneas para su multiplicación. Mediante un contrato con una empresa externa, se realiza de forma sistemática el tratamiento del alcantarillado del Municipio. Asimismo, se atienden aquellas denuncias recibidas, desinsectando el alcantarillado de las zonas en las que se ha observado una proliferación de estos insectos.

Control de mosquitos

La competencia del control de estos insectos en el cauce de los ríos Segura y Guadalentín corresponde a la Confederación Hidrográfica. El Ayuntamiento de Murcia colabora con esta Institución en el tratamiento de las inmediaciones de los cauces y realiza el control en otros medios acuáticos (estanques, acequias, etc.). La siguiente fotografía demuestra por donde el ayuntamiento ha actuado y aplicado un tratamiento de control de insectos.

 

tratamiento control plagas

Fotografías de tapas en Santo Ángel con la pegatina del control de plagas

 

Control de otros Artrópodos

También se efectúa el tratamiento en vías y espacios públicos ante la aparición de focos de otros artrópodos, tales como las garrapatas, pulgas, etc. En el caso de detectar la presencia rogamos que llamen al número 968 247 062 (Servicio de Zoonosis) o 968 247 112 (Servicios Municipales de Salud).

Desratización

El Servicio de Veterinaria y Zoonosis del Ayuntamiento de Murcia efectúa tratamientos encaminados a controlar las poblaciones de roedores en vías y espacios públicos. También se realiza reparto de raticida en áreas rurales a través de las Juntas Municipales:
Desratización programada; Se lleva a cabo la desratización de la capital y todas sus pedanías. Para ello está en vigor un contrato de servicios con una empresa externa, la cual realiza el control de roedores en el municipio de Murcia, tratándose como zonas prioritarias el alcantarillado público, acequias y espacios públicos (jardines, colegios, etc.)
Desratizaciones previa denuncia: Cualquier ciudadano que detecte la presencia de roedores se puede dirigir telefónicamente a este Servicio (tfno: 968 247 112) para que se lleve a cabo la desratización de la zona.

Servicios Municipales de Salud

En el caso de detectar la presencia numerosa de mosquitos (o cualquier otro insecto o roedor), rogamos que llamen al número 968 247 062 (Servicio de Zoonosis) o 968 247 112 (Servicios Municipales de Salud) y le indiquen la zona exacta para que acudan la servicios de fumigación del Ayuntamiento de Murcia.

Mas información en www.ayuntamientomurcia-salud.es 

 

¿Te picó algo y quieres sabes que insecto ha sido?

Las altas temperaturas de verano aumenta la probabilidad de que nos pique algún insecto. En muchas ocasiones confundimos los picaduras de otros insectos con el los de los mosquitos, por no decir el mosquito tigre. Sin embargo, es muy importante de tratar cada picotazo de manera correcta.

picaduras de insectos

1. Picaduras de mosquitos

la picadura de un mosquito tiene una apariencia como de una burbuja enrojecida. Son subcutáneas (es decir, entre la capa de grasa que se encuentra entre la piel y el músculo) y su picadura es local. Estos picaduras normalmente no requieren de mayor atención. Si la picadura provoca efectos secundarios como dolor en articulaciones, fiebre, inflamación de glándulas u otros, deberás acudir al médico. Porque puede que el mosquito entonces estuviera infectado.

2. Picaduras de hormigas

Las picaduras de hormigas (suelen ser rojas) son inyecciones de veneno en la piel de las personas. Nuestra piel a causa de esta picadura se irrita e inflama, además de que puede producir una picazón. Es probable que las picaduras generen ampollas. Si la aparición de ampollas continúa acércate a tu centro de salud y consulta a tu médico.

3. Picaduras de chinches

Las picaduras de chinches suelen tener reacciones muy imprevisibles, cada persona puede tener una reacción distinta a ellas. Es probable que unas personas ni siquiera noten la presencia de chinches, mientras que otras pueden ser alérgicas y llegan a tener erupciones grandes con una picazón intensa o incluso dolor. Si eres alérgico a estos insectos, puedes tener además de lesiones cutáneas, formación de ampollas, hinchazón, comezón y dermatitis. Las chinches odian que cuides mucho tu higiene. Lávate frecuentemente la zona afectada con agua y jabón de ph neutro. Consulta después de la aparición de bultos a tu médico de familia y recuerda: Es siempre mejor acudir al médico antes de automedicarte con antiinflamatorio o antihistamínico.

4. Picaduras de arañas

La mayoría de las picaduras de arañas autóctonas suelen ser inofensivas a excepción de algunas especies como la viuda negra o la araña reclusa parda. La forma del piquete de una araña es de dos puntitos. Estos puntos son el área en el que ha mordido la araña. En caso de que te muerda una araña, te recomendamos lavar con agua y jabón la zona afectada y que apliques un poco de hielo sobre el área para bajar la inflamación. En caso de que la hinchazón permanezca acude a tu médico para que determinen si es necesario que tomes algún medicamento especial.

5. Picaduras de avispas o abejas

Estos piquetes suelen doler mucho por el aguijón del animal que se clava en nuestra piel. Lo que puede ser peligroso en este tipo de picaduras es que muchas personas son alérgicas a su veneno. En caso de que eres alérgico, deberás visitar de inmediato al médico.

6. Picaduras de pulgas

Las picaduras de pulgas suelen darse por lo general en grupos de tres o cuatro y se caracterizan por ser pequeños bultos rojos en la piel, que generan una intensa sensación de picor y la necesidad de rascarse. Siempre evita rascarte porque podría causar que se infecten las picaduras. Lo mejor es lavarte con agua y jabón la picadura y aplicar una crema o pomada calmante. En el caso que se te infecta la picaduras o la sensación de picor no se va acude a tu médico para que determinen si es necesario que tomes algún medicamento.

Mas picaduras de insectos

Garrapatas

Estos pequeños insectos de aspecto similar a una pequeña araña, con también ocho patas, apenas miden unos milímetros, pero armados con mandíbulas muy potentes. Son capaces de agarrarse a la piel del animal y alimentarse de su sangre. Las garrapatas son parásitos que viven principalmente en otros animales, como nuestras mascotas pero también pueden picar a las personas. La picadura en humanos puede ser peligroso porque puede ocasionar la transmisión de una serie de enfermedades serias. Las más comunes son la fiebre hemorrágica Crimea-Congo y la enfermedad de Lyme. Si sufriste la mordedura de una garrapata deberás extraerla de inmediato utilizando unas pinzas. Agarradas lo más cerca de la piel de la persona o animal infectado como sea posible. La extracción debe hacerse con un único tirón seco. Conviene acudir al médico para revisar si se ha hecho de forma correcta. Evita usar remedios tradicionales como el uso de aceite, petróleo o calor. Una vez que la hayas extraído, lava bien la zona afectada con agua y jabón. Recuerda que las garrapatas transmiten el virus a las personas después de 48 horas, por  lo que se recomienda actuar de inmediato.

Escorpiones o Alacrán

Con este tipo de picaduras hay que tomar en cuenta tres factores importantes para saber el nivel de gravedad: 1. tipo de insecto, 2. edad de la persona (en niños es más peligroso), 3. cantidad de veneno inyectado en el cuerpo. Las manera de tratar estas picaduras son las siguientes: retira raspando con por ejemplo alguna navaja el aguijón del animal del cuerpo de la persona. Evita utilizar pinzas para sacarlo, ya que con esos se presiona la zona de más, la bolsa del veneno podría explotar y el nivel de veneno dentro del cuerpo aumentaría. Una vez retirado el aguijón, lava bien la zona afectada con agua y jabón. Después aplica durante 10 minutos hielo sobre el área. Deja reposar y vuelve a colocar el hielo. Recuerda que si continúas sintiéndote mal, deberás acudir al médico para recibir la atención necesaria.

Importante: en caso de dudas siempre acudir al Centro de Salud a consultar un medico. Evita automedicarte.