Fotografías y Pregón de la semana Santa 2020

El 6 de marzo la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía de Santo Ángel contó con la presencia de D. Ángel Matas Zapata como pregonero de Semana Santa 2020 en la iglesia a de Santo Ángel. A continuación fotografías del acto y el texto completo del pregón.

El pregón

Santo Ángel 6 de marzo | D. Ángel Matas Zapata

Buenas tardes:

Sr. Cura Párroco, Hermanas de Villa Pilar, Hermano Mayor de la Cofradía, miembros de la Junta Municipal, queridos amigos amantes de la Semana Santa en general, y de la de nuestro
bendito pueblo de Santo Ángel en particular.

Cuando el Hermano Mayor de la Cofradía me invitó, generosamente, a pronunciar el pregón de nuestra Semana Santa, he de confesar que me mostré encantado ante tal honor. Se trata, nada más y nada menos, que de escribir sobre una de las celebraciones religiosas y culturales de mas arraigo en España y, por supuesto, en nuestro pueblo, y además hacerlo rodeado de tantos paisanos y buenos amigos.

Después de la aceptación vino el vértigo, una especie de sensación de pánico al abordar un tema sobre el que ya han hablado aquí, anteriormente, pregoneros que han dejado el listón muy alto.

Hoy pretendo, y no sé si lo conseguiré, hacer una pequeña crónica histórica, mezclada con algunas vivencias personales y con detalles de la Semana Santa, que espero sean de vuestro interés.

Presidente de la Cofradía Juan Jesus Gonzalez Gurillo

Juan Jesús González Gurillo, Hermano Mayor de la Cofradía

Este pregón pretende ir dirigido a quienes todavía creen en la necesidad de ser cada día mejores y más conformes con las gozosas exigencias del Evangelio en el que creen. A aquellos que se atreven a preguntase: ¿Qué es lo que da sentido a mí vivir diario?. ¿En qué apoyo mi esperanza?.

Pienso también, muy especialmente, en aquellos que desorientados ante tanta palabrería y mensajes absurdos y carentes de valores, que nos invaden cada día, sienten la necesidad de encontrar LA PALABRA DE VIDA, que nos orienta y sosiega, para que logre hacernos más sensibles y comprometidos a los gritos que nos llegan de los más olvidados de nuestra sociedad.

Empezaremos con un poco de historia:

Resulta muy complicado saber cuándo y cómo se celebró la primera procesión. El Antiguo Testamento cuenta que Dios ordenó a Josué la organización de siete grandes marchas alrededor de las murallas de Jericó. Y en el Nuevo Testamento se describe al propio Jesucristo entrando de forma procesional en Jerusalén, rodeado de una multitud de seguidores.

Pero, ¿cuándo heredan los cristianos esta tradición bíblica?, ¿cómo realizaban estas manifestaciones de religiosidad populares si su religión estaba prohibida?, ¿cuándo aparecieron los primeros pasos?

Párroco de Santo Ángel Piotr Andrzej Jupowicz

Párroco de Santo Ángel, D. Piotr Andrzej Jupowicz

En los primeros siglos, la Iglesia hizo suya esta tradición bíblica, pero tuvo que restringir cualquier manifestación debido a las crueles persecuciones a las que eran sometidos sus miembros. Durante mucho tiempo, las procesiones se celebraron dentro de los claustros y no empezaron a salir a la calle hasta los siglos X y XI.

Aquellas primeras manifestaciones furtivas surgieron fruto de la admiración por los primeros mártires, a los que querían rendir cristiano homenaje mediante el traslado solemne de sus restos mortales o de sus reliquias de un lugar a otro. Lo hacían en procesiones, que se realizaban a escondidas y en cualquier época del año.

Con el paso del tiempo, la Iglesia fue adoptando un estilo «militarista» influenciado por los desfiles romanos. De hecho, el término «processio» significa «marcha» en sentido militar, pero lógicamente, se sustituyó el águila que como estandarte abría el desfile de la legión romana, por la Cruz que simbolizaba al Cristo vencedor de la muerte.

Las procesiones exclusivas de la Semana Santa coinciden con la llegada de los franciscanos y los dominicos. Son cofradías vinculadas con la sangre y el rosario, congregaciones de flagelantes que no llevaban prácticamente imágenes, solamente alguna cruz y, posteriormente, algún crucificado.

Pintor Antonio Andrada

El cartel de la Semana Santa 2020 es una creación del artista Santoangero D. Antonio Andrada.

Los flagelantes actuaban muchas veces, movidos por el afán de protagonismo, haciendo que los desfiles pasionales se convirtieran casi exclusivamente en un espectáculo sangriento y no como pretendían en un principio, en la búsqueda de la salvación a través del autocastigo.

Santa Teresa, que no era precisamente una mujer que se callara las cosas, llamaba a estas procesiones flagelantes la “penitencia de las bestias”, y decía que “el modo de identificarse con el dolor de Cristo es ayudar a los enfermos y no pegarse porrazos en la espalda hasta quedarse sin piel”.

La Iglesia siempre fue reacia a sacar las procesiones a la calle, hasta que en el Concilio de Trento en 1545, dio su aprobación, con el fin de contrarrestar a los protestantes, que habían prohibido totalmente las imágenes. Surge entonces la imaginería en torno a las procesiones, tal y como las vemos hoy en día.

El principal modelo que inspiró los desfiles de Semana Santa es la procesión del Corpus, ejemplo extraordinario de fusión de elementos litúrgicos con una fiesta popular y de traslado de la celebración religiosa a las calles de las ciudades.

Cartel Semana Santa

El cartel de la Semana Santa 2020 de D. Antonio Andrada.

Las procesiones son un fenómeno de una extraordinaria riqueza , que puede ser abordado desde un número casi inagotable de perspectivas sin que disminuya su interés, pero hay una vertiente poco explorada que es considerarlas, ante todo, como una representación teatral.

La procesión es, evidentemente, una forma de representación, pero qué es exactamente lo que se representa, ¿la pasión de Cristo?, ¿el ejemplo del sacrificio del justo?, ¿la piedad que despierta entre los católicos la memoria de esos hechos?. De entrada, la procesión representa un momento de la pasión y muerte de Jesucristo, o de las circunstancias que la rodearon. La Pasión aparece en múltiples planos. El más llamativo es el paso, pero hay una casi interminable serie de alusiones que acompañan, reflejan y reafirman la imagen central. Van desde los emblemas del suplicio (cruz, clavos, lanza, corona de espinas, etc.), pasando por la identificación entre los penitentes portadores de cruces o faroles, con la marcha de Cristo hacia el suplicio y hasta la fusión entre cortejo funerario y desfile del condenado que adopta toda la procesión, subrayado
por la música, el incienso, etc.

El análisis de los momentos de entrada y salida de las imágenes de la iglesia resulta clave. Son acciones rodeadas de gran solemnidad, que despiertan la máxima atención de los espectadores. Es como si las imágenes cobraran vida con el inicio del movimiento del paso.

En efecto, parte del encanto de la procesión radica en la sensación de vida que adquieren las esculturas con el movimiento, especialmente con determinadas luces que producen extraños juegos de sombras.

El Viernes Santo celebramos la Pasión y Muerte de Jesucristo. Celebramos y recordamos la muerte de Jesús, que dio su vida por toda la humanidad. En este día se conmemora el amor extremo de Cristo para salvarnos.

Pregonero Semana Santa 2020 Ángel Matas Zapata

D. Ángel Matas Zapata, pregonero de la Semana Santa 2020 de Santo Ángel

Es importante reflexionar hasta llegar a comprender que Jesús se entregó en la Cruz por cada uno de nosotros. Y hay que entender que la Cruz es un signo de victoria sobre la muerte, y muy especialmente una victoria sobre el pecado. Con su sacrificio, Cristo pagó el precio que la humanidad debía pagar por todos sus pecados.

En los los años 50, Santo Ángel era una especie de barrio o caserío dependiente de la Alberca y no tenia parroquia , pero ya se hacia una pequeña procesión gracias al entusiasmo de las Madres María Seiquer y Amalia Martín, con un Cristo de la Caída que, desde el Convento de Villa Pilar, bajaba hasta el pueblo y tras pasar por sus calles era devuelto a su Capilla.

Con la creación de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen en 1964, se comenzó a fraguar la idea de formar una Cofradía propia.

El día 8 de febrero de 1966, un grupo de feligreses, se reunieron en el salón parroquial con la única idea de fundar la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía, bajo el admirable propósito de “intensificar la vida cristiana de sus asociados fomentando el culto y veneración al Cristo de la Agonía”, estando presidida esta asociación por su Hermano Mayor, D. José Matas García (mi padre); Secretario, D. Enrique Llobregat Oliva y Tesoreros D. Hilario Hernández Lozano y D. Diego Orengo Hernández.

D. Manuel Hernández Robles, que fue nuestro primer párroco, apoyó el “nacimiento de la Cofradía”, viendo la tremenda ilusión de sus promotores.

Debo decir, que fruto de aquel entusiasmo contagioso que circulaba por el pueblo, me incorporé a esta idea con la vitalidad de mis 17 años, y que poco después, mi novia y posteriormente madre de mis hijos, no dudo en acompañarme, e ingresó en la Cofradía, donde permaneceremos hasta el fin de nuestros días.

Ángel Matas Zapata pregonero 2020 Semana Santa

D. Ángel Matas Zapata, pregonero de la Semana Santa 2020 de Santo Ángel

En los primeros años fui Mayordomo, hasta que en una ocasión, y por falta de brazos para sacar al Cristo, me puse de Costalero, donde he permanecido muchos años y reconozco que disfrutando muchísimo, hasta que los médicos me prohibieron terminantemente seguir cargando. Desde entonces ejerzo con la misma ilusión como penitente, aunque debo confesar que durante el recorrido miro con envidia y nostalgia a los
afortunados que portan al Cristo.

La primera procesión tuvo lugar el Viernes Santo 8 de abril de 1966 (hace 54 años¡¡¡¡), por las principales calles del pueblo No puedo dejar de nombrar a un hermano de la Cofradía, D. Jesús González Ruíz, carpintero de profesión, y al que tanto echamos de menos, que construyó personalmente en madera, sobre una estructura de hierro, el primer paso en propiedad de nuestra Cofradía.

Pocos años después se incorporó la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, desfilando en unión al Cristo de la Agonía, y la banda de tambores pasó de un solitario tambor, llevado con magistral profesionalidad por el tristemente desaparecido D. José Núñez, hasta ir creciendo con la incorporación de jóvenes del pueblo, que han formado una magnifica banda de tambores.

En el año 2005 aquella imagen, del “Cristo de la Caída”de la que hablamos al principio, es ofrecida y cedida nuevamente por las Hermanas de Villa Pilar. Este paso es dirigido y portado a hombros íntegramente por mujeres cofrades, y a partir de 2008, los niños y niñas de Santo Ángel portan con gran entusiasmo su propio paso, y son la cantera que hará posible que perdure en el tiempo nuestra Cofradía.

Pregonero Semana Santa 2020 Ángel Matas Zapata

D. Ángel Matas Zapata, pregonero de la Semana Santa 2020 de Santo Ángel

También nos ha afectado alguna vez la meteorología. En 1990 comenzó la lluvia cuando la procesión discurría por la calle Isidoro de la Cierva, tomándose la decisión de acortar el recorrido para llegar hasta la Iglesia lo antes posible, y evitar que los pasos se mojasen.

En el año 2007, al igual que el pasado año, fue imposible la salida a causa de la lluvia. No obstante, los asistentes al templo, y tras una petición digna de mencionar por parte de los jóvenes componentes de la banda de tambores, tocaron su redoble característico, y todos los estantes de las distintas hermandades pusieron sobre sus hombros al Cristo de la Agonía y a Ntra. Sra. de los Dolores, y organizaron un emotivo y silencioso encuentro dentro de la parroquia, solo roto por algún que otro sollozo inevitable de no pocos cofrades, y que finalizó con un una ovación extraordinaria de todos los presentes.

Quiero terminar volviendo a la idea de representación teatral, que es muy fácil de entender si observamos lo que sucede en los minutos que preceden al inicio de la Procesión. Hay nervios, retoques, últimos consejos, y cuando se abren la puertas de la Iglesia es como la subida del telón, y todos nos ponemos en marcha según el papel que se nos ha asignado.

Pero qué obra representamos? Santo Ángel se convierte por unas pocas horas en Jerusalem, y sus calles son durante ese periodo la Vía Dolorosa, donde vivimos la más hermosa historia de Amor protagonizada por Jesús hacia toda la humanidad.

Cristo Dios, en un alarde inmenso de humildad, se deja torturar salvajemente, y después asesinar de la manera más cruel, para lograr el perdón de los pecados de cada uno de nosotros.

Alcaldesa entrega detalle

La Alcaldesa de Santo Ángel, Dª Francisca García Martínez y en presencia del Presidente de la Cofradía D. Juan Jesús González Gurillo entrega a D. Ángel Matas Zapata un detalle de agradecimiento por su participación

Pero hay otra cosa mas. ¿Y María? Como se puede describir el dolor que supone el presenciar toda aquella tortura que martirizaba sin piedad a su hijo?. Jose Luis Martín Descalzo dice sobre esto:
“Solo una madre que haya visto morir a su primer y único hijo puede entender ese dolor.
Solo quien ha luchado contra la muerte en un lecho donde un niño se agita convulsionado por la fiebre.
Solo quien haya abrazado con terror el pequeño cadaver y le haya puesto con manos temblorosas las limpias ropas que lo acompañaran a la tumba.
Solo quien haya temblado oyendo ya subir por las escaleras a los hombres que se llevaran, para meterlo bajo tierra, ese cuerpecito que ella llevo en las entrañas.
O mejor: Solo la madre de un hijo condenado injustamente a muerte.
Solo la madre del mejor de los hijos.
Solo la mejor de las madres, la del alma mas profunda por el amor y el dolor.

No os canso más. Permitidme que felicite muy cordialmente a nuestro amigo Paco Espinosa, por su merecido nombramiento como Nazareno del Año.

Nazareno de honor Paco Espinosa

Nazareno de honor, D. Paco Espinosa (izquierda)

Os invito a participar con alegría en todos los actos programados para esta próxima Semana Santa.

Muchas gracias por vuestra atención, y que el Cristo de la Agonía y la Virgen de los Dolores os bendigan a todos.

D. Ángel Matas Zapata

Pin It on Pinterest